¿Cómo pueden los hoteles trabajar con los GDS?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Categoría

En el panorama actual de distribución hotelera, los GDS (sistemas de distribución global) son sólo uno de los agentes que participan en la venta de tus habitaciones a viajeros de todo el mundo. Son uno de los tipos de distribuidores más antiguos de la industria, y es importante que sepas cómo funcionan y cómo utilizarlos de forma efectiva.

¿Qué es un GDS?

Un GDS es un intermediario que conecta tu hotel pequeño a una red de agencias de viaje. Al conectarte a un GDS, obtienes acceso a todos los agentes de viaje que ya están conectados a ese GDS, y ellos luego venden tus habitaciones a sus clientes (una mezcla de viajeros de ocio y de negocios), y todas las reservas realizadas son automáticas.

Un GDS no trabaja de forma exclusiva con hoteleros, si no que utiliza el mismo funcionamiento con, por ejemplo, aerolíneas o empresas de alquiler de coches. Los GDS más importantes del mundo son Amadeus, Galileo, Sabre, Travelport y Worldspan.

¿Cómo puede un hotel pequeño trabajar con un GDS?

Modelo de distribución

Esta es la forma convencional, equivale a trabajar con una agencia de viajes tradicional:

  • Tus habitaciones se venden mediante todos los canales conectados al GDS, como agencias de viaje.
  • Quien vende tu habitación cobra una comisión estándar.
  • Tu huésped te paga, y luego tú pagas al agente de viajes.

Ésta suele ser la forma por defecto en la que se suele trabajar con un GDS.

Modelo comercial

Este modelo se aplica a aquellos servicios terceros que te conectan con agencias de viaje (mediante una integración con un GDS) y OTAs, pudiendo trabajar con páginas como Booking.com al mismo tiempo que con otros servicios terceros.

Una OTA vende por tí tus habitaciones, y en sus páginas los huéspedes pueden encontrar y seleccionar tu hotel, consultar tu disponibilidad y realizar una reserva.

Pero este proceso no es barato, y como es parte de los servicios que te proporciona un GDS de terceros, no sólo tendrías que pagar la comisión a la OTA (un porcentaje por cada reserva), sino que también al servicio tercero por utilizar su sistema (normalmente unos 10-12$ por reserva).

Trabajar con una OTA mediante un GDS es un poco diferente que hacerlo directamente:

  • Proporcionas a la OTA el precio neto de tus habitaciones.
  • Cuando la OTA vende una habitación por tí, ellos son los que cobran y luego tienes que enviarles una factura, o te quedas con tu parte si el huésped prefiere pagar al registrar su entrada en tu hotel. Sueles recibir información limitada sobre el huésped (sólo su nombre).

Es importante resaltar que no necesitas tener un contrato comercial para vender tus habitaciones mediante la OTA si trabajas con una conexión GDS tercera.

La única diferencia es que la reserva no estará garantizada (tienen menos incentivos en vender tus habitaciones porque no cobran su comisión adicional) y por ello no promocionarán tanto tu hotel al colocarlo al final de la lista, escondiendo tus imágenes o precios, etc.

Es el caso contrario si trabajas directamente con la OTA, ya que mejoran tus resultados, te pagan directamente y proporcionan la información de tu huéspedes, entre otras ventajas.

Modelo opaco

Con este modelo de negocios, tus huéspedes no saben que se hospedarán en tu hotel hasta justo después de realizar la reserva. Hay que establecer diferentes tarifas (que suelen ser entre un 25% y un 45% menos que el precio normal), y las habitaciones se venden según las pujas que los huéspedes realizan dependiendo de la localización, estrellas, etc.

Por ejemplo, Priceline utiliza un sistema de pujas y Hotwire uno que permite reservar a partir de descuentos en los precios.

¿Cuál es el mejor modelo para un hotel pequeño?

Los pequeños hoteleros se pueden beneficiar de gran manera utilizando un GDS que los conecte a agencias de viaje y a viajeros de negocios. Sin embargo, te recomendamos que no uses un modelo comercial, porque estarías pagando comisiones dobles.

Los hoteles pequeños pueden reducir a la mitad las comisiones que pagan con soluciones “todo en uno” como Little Hotelier, que los conectan a cientos de OTAs. Hoteles pequeños, hostales y Bed & Breakfasts no suelen contar con grandes presupuestos (o no tan grandes como los de la competencia de grandes hoteles), ¿así que por qué pagar dobles comisiones?

Creemos que la mejor solución es conectarte directamente a una OTA, porque podrás controlar totalmente tus tarifas y tu inventario, y no tendrás necesidad de un intermediario si utilizas un channel manager que se integre con las OTAs para vender tus habitaciones.

Si tu sistema actual no te permite trabajar de esta forma, contacta con nosotros. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

ES_Watch-a-demo

Volver al principio

Regístrate para mantenerte al día

Thanks for sharing

Sign up to our blog and receive regular updates on the content you're into

Send this to a friend