¿Cómo puedes saber si un hotel pequeño es lo mejor para tí?

Ser el dueño de un hotel o un hostal pequeño, o un bed & breakfast, es un gran estilo de vida. Pero es importante que tus expectativas sean realistas para que tu experiencia sea satisfactoria.
A continuación, encontrarás 5 preguntas que te ayudarán a saber si ésta será la mejor decisión de tu vida.

¿Por qué quieres tener un pequeño hotel?

¿Te gusta cocinar, decorar y conocer gente? ¿Dispones de habitaciones vacías en tu casa? ¿O quieres ganar un dinero extra montando un bed & breakfast?
Estas preguntas no excluyen divertirse o ganar dinero disfrutando de tus aficiones, pero sí que te ayudarán a saber si tu proyecto puede tener éxito.

¿Cómo definirías el éxito?

¿Con la cantidad de huéspedes que recibes? ¿Los comentarios en internet sobre tu establecimiento? ¿El dinero que ingresas? ¿Todo lo anterior? ¡Por supuesto!
Pero es importante que sepas cómo medir el éxito para saber qué necesitas hacer de una forma más concreta, y no depender tanto de tu “instinto”.

¿Cuánto dinero necesitas ganar?

Algunos propietarios dicen que, si sólo recuperan el dinero invertido y se divierten, ya vale la pena. Otros quieren ganarse la vida con su propiedad, y otros lo que buscan es un extra para complementar su salario actual.
En la mayoría de los casos, el propietario vive en la propiedad, limitando la cantidad de habitaciones disponibles. Tendrás que hacer frente a gastos como publicidad, seguros y servicios.
Dependiendo de cómo gestiones tu propiedad puedes estar disponible las 24 horas del día, y en temporada alta ya puedes olvidarte de vacaciones o fines de semana. Tienes que pensar si para el dinero que puedes ganar vale la pena tanto sacrificio.

¿Qué apoyo personal tienes?

Contar con la ayuda de amigos y familiares es muy importante, y sobre todo si piensas utilizar tu propia casa para alojar a huéspedes. Recibir huéspedes cambiará la forma en la que utilizas tu espacio y en cómo interactúas y te comunicas con tu familia. ¡Olvídate de los gritos por la escalera!

¿Preparado para ser autónomo?

Si nunca has trabajado como autónomo, tienes que estar preparado para llevarte sorpresas, y no siempre de las buenas. Ser tu propio jefe impactará tus finanzas de muchas maneras, por lo que hay una serie de cosas a tener en cuenta:

  • El responsable final de todas las decisiones serás tú, y serás el encargado de lidiar con los resultados. No todo el mundo se siente cómodo al tomar decisiones.
  • Necesitas un seguro médico, de responsabilidad y de vida.
  • Sin un jefe que te garantice un salario mensual fijo, conseguir crédito te resultará más difícil, y posiblemente más caro.
  • Debes proteger los activos a tu nombre, consulta con un abogado para enterarte de cuál es la mejor forma de registrar tu negocio.
  • Es necesario hablar con un contable para que sepas qué gastos son deducibles y cuál es la mejor manera de controlar tus cuentas.

Lo más importante es que seas honesto contigo mismo y estés seguro de si quieres tener tu propio pequeño hotel, hostal o bed & breakfast. La decisión que tomes tendrá un impacto personal y económico, por lo que si tienes claros tus objetivos, podrás concentrarte en el día a día y atender de la mejor manera posible a tus huéspedes.

ES_Free-Trial

Thanks for sharing

Sign up to our blog and receive regular updates on the content you're into

Send this to a friend